sábado, 19 de noviembre de 2011

Mano de Zombie

Esta receta esta copiada del blog de Anitacocinitas. Nosotros debajo del pure pusimos una primera capa de tomates aliñados, luego otra capa de laminas de berengenas al horno y finalmente el pure de papas y la mano.
Gracias por compartir la receta.


Ingredientes:
   - 400g de carne de ternera picada
   - 1 cebolla morada
   - 1 zanahoria pequeña
   - 1 trozo de calabacín
   - Salsa de tomate
   - Queso en lonchas
   - Puré de patata 
   - Sal
   - Aceite de oliva virgen
   - Pimienta
Como hacer la mano de zombie para Halloween:
   Primero cocinamos un poco las verduras. Así nos quedará más jugosa la carne. Yo lo hago muchas veces desde que descubrí los bitoques de ternera. Si no queréis poner verdura, no pasa nada, pero quedará más seca. 
   Picamos muy pequeño media cebolla y rallamos la zanahoria y el calabacín pelado. En una sartén con muy poco aceite y una pizca de sal lo ponemos a pochar todo junto unos 10 minutos, teniendo cuidado de que no se queme. Lo dejamos templar.
 
   Mezclamos la carne con la verdura, sal y un poco de pimienta. En una fuente que sea válida para el horno, vamos haciendo la forma de la mano. Es fácil, tan sólo hay que tomar como ejemplo... nuestra mano. La vamos poniendo encima para ver el tamaño y las proporciones, intentando que quede lo más realista posible. 
   Con una capa exterior de la cebolla hacemos las uñas y las colocamos en su sitio. Con un trozo del centro de la cebolla, hacemos el hueso de la muñeca. Lo ponemos hacia arriba para que se vea blanco.
   Con ayuda de un pincel cubrimos toda la superficie de la mano con salsa de tomate. Cuidado de no pintar las uñas. Las retiramos, pintamos, y volvemos a colocarlas. Después cubrimos más o menos toda la superficie con queso en lonchas.
   Ponemos la mano en el horno (la de mentira, no la nuestra) unos 15 minutos a 170º calor arriba y abajo con aire. La cubrimos con papel de aluminio para que no se tueste demasiado, separado de la mano con un palillo, para que no se pegue el queso.
   Pasado este tiempo, retiramos el papel y horneamos otros 10 minutos. Lo sacamos del horno, volvemos a pincelar con tomate y lo volvemos a meter, esta vez a gratinar, hasta que tome el color que queremos.
   Si vemos que se ha quedado muy seco, que es lo que me 
 pasó a mi, pincelamos con cuidado con una gota de aceite de oliva, para darle un poco de brillo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario